Por fin, Pamplona

Estaba en clase de Teoría de la Publicidad y las Relaciones Públicas, si no recuerdo mal. Era mi segundo curso del grado, hace ya cinco años. Entonces, el Profesor José Carlos Losada citó a la Universidad de Navarra como una de las mejores instituciones académicas en materia de comunicación. No solo se refería a la calidad de sus programas de formación en este ámbito, sino al saber hacer de la Facultad de Comunicación (fcom) y de todo el conjunto de la universidad, destacando su capacidad de hacer sentir a su comunidad un gran orgullo de pertenencia.

Aquellas palabras despertaron mi curiosidad y, aquel mismo día, me dirigí a su página web en busca de más información. Yo, que soy una planificadora nata, ya me preguntaba por esas fechas qué vendría al acabar el Grado en Publicidad y Relaciones Públicas. Ya me preguntaba qué tipo de estudios continuaría o qué tipo de trabajo me gustaría desempeñar. Pues bien, en cuanto me topé con la página del Máster en Comunicación Política y Corporativa (MCPC) de la Universidad de Navarra, todas mis dudas se esfumaron.

Hallé ante mí un programa dedicado a la Comunicación tal y como yo la concebía. Algo me dijo que aquello era lo mío; más bien fue una confirmación. Y un alivio, pues reconocí por fin cuál era mi vocación. Ni el marketing, ni la publicidad, ni la investigación de mercados me fascinaban tanto como la Comunicación entendida en mayúsculas. Los que creemos en ella creemos en su poder transformador, capaz de convencer a votantes, de honrar a universitarios, de mover montañas e incluso, ¿por qué no? de cambiar el mundo.

Y aquí estoy, por fin, en Pamplona. Lo que significa que me esperan diez emocionantes meses por delante para zambullirme en el fascinante mundo de la Comunicación Política y Corporativa. Diez meses para el conocimiento, la perseverancia y el descubrimiento. Para conocer a gente de toda España y del mundo que comparten la misma pasión. Para conocer Pamplona, coger la ‘villavesa’ e intentar decir ‘egun on’ y ‘eskerrik asko’. Para estudiar en una facultad y vivir en un campus que rezuman historia. Para ir a Madrid, Bruselas y Washington. Para crecer como profesional y persona.

Por fin, Pamplona. Por fin, el Máster en Comunicación Política y Corporativa (MCPC). Por fin, la Universidad de Navarra. Por fin ha llegado el momento que, más que esperado, he estado persiguiendo durante los últimos cinco años. En muchas ocasiones lo veía demasiado lejos, en otras imposible, pero aquí estoy, escribiendo estas líneas desde la biblioteca de la universidad, y la verdad es que yo también me siento honrada.

_____

Más info: El MCPC arranca su XIII edición con 23 alumnos de nueve países diferentes

Un comentario sobre “Por fin, Pamplona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *